EL TRANSGENERISMO Y LA BIBLIA

Nota de los editores: este artículo se publicó originalmente en inglés como Transgenderism and the Scriptures. Karem N. ha hecho un excelente trabajo traduciendo artículos para nosotros y esto no es una excepción. Muchísimas gracias a ella por su trabajo.

Como yo lo sospechaba, mi artículo sobre transgenerismo causó un poco de controversia. En el artículo previo, mayormente me enfoqué en el transgenerismo desde una perspectiva científica. El artículo estaba orientado hacia la explicación de por qué los evolucionistas tienen controversia con el transgenerismo y por qué la ciencia no apoya las ideas que hay detrás del transgenerismo. Este artículo estará en mayor parte exento de todo eso. Me gustaría examinar hoy, por qué el transgenerismo viola las escrituras. Sé qué esto no será común. No importa. Preferiría cumplir con Las Escrituras que ganar reconocimiento de los hombres de este mundo.

¿Qué dice La Biblia del transgenerismo? Dudo que alguien se sorprenda en saber que la palabra “transgénero” no aparece en ningún lado en La Biblia. Esto significa que no hay un mandamiento que diga  “No seas transgénero”. Esto no debería sorprender a nadie ya que el estilo de vida transgénero ha aumentado en popularidad solo en los últimos tiempos. Claro que ha existido por mucho tiempo. El Emperador Romano Elagabalus puede que haya sido la primera persona en tener una cirugía de reasignación de sexo. A pesar de esto, este estilo de vida solo ha aumentado en el Occidente en las últimas décadas, montando los faldones del movimiento gay.

Como La Biblia nunca discute el transgenerismo, la única forma de determinar lo que Dios piensa acerca de este tema es mirando la única relación sexual que definitivamente Él aprueba, la del matrimonio. Como mencioné en la publicación anterior, Jesús específicamente se refiere a Génesis cuando censuró el divorcio en Mateo 19:4  “Él, respondiendo, les dijo: ¿No habéis leído que el que los hizo al principio, varón y hembra los hizo?” , Jesús claramente establece que Dios originalmente creó dos géneros. El verso que Él está citando es Génesis 1:27, el cual dice “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.” Este verso no deja ninguna duda de que ambos seres humanos fueron creados a la imagen de Dios, y los creó de uno de dos géneros, varón o hembra. No debe sorprenderle a nadie saber que un tercer género nunca se menciona en Las Escrituras.

Entonces, ¿Cómo han de interactuar estos dos diferentes géneros? La Biblia también nos habla sobre esto. Génesis 2:18 dice  “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.”  Más adelante en los versos 22-24 dice “Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Mujer, porque del varón fue tomada. Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.”  Dios organizó el primer matrimonio. Si no hubiese estado claro que esto fue, de hecho, un matrimonio, en el próximo verso Dios se refiere a Eva como la esposa de Adán. ¿Por qué habría Dios de establecer la relación de esta manera? El Nuevo testamento tiene la respuesta a esto.

El libro de Efesios en el Nuevo Testamento es famoso por sus amonestaciones considerando la relación familiar. Efesios 5 explica como la relación matrimonial estaba diseñada para que funcionara. Después de pasar acerca de diez versos discutiendo la relación matrimonial, el libro de repente menciona en el capítulo 5:32 “Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia.”  Es aquí donde se aclara por completo todo el punto de la relación matrimonial. Intenta explicar cómo Cristo y la iglesia interactúan. Los versos 22-23 muestran el rol de la esposa, pero también como la iglesia se relaciona con Cristo. ” Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor; porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y Él es su Salvador.”  La iglesia tiene que someterse a Cristo. Unos pocos versos más adelante, el rol de Cristo es explicado. ” Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha.” Efesios 5: 25-27. El rol de Cristo fue salvar y amar la iglesia. El transgenerismo distorsiona esto, al reemplazar el rol del esposo con una mujer, o el rol de la esposa con un hombre, los cuales son incapaces de llenar estos roles que le han sido asignados. La imagen que intentan transmitir está desfigurada.

Sin embargo, esta no es la única área donde el transgenerismo falla cuando se juzga contra Las Escrituras. El transgenerismo insinúa que Dios puede cometer errores. La Biblia dice ´´ En cuanto a Dios, perfecto es su camino, Y acrisolada la palabra de Jehová; Escudo es a todos los que en él esperan.´´ Salmos 18:30. Si el camino de Dios es perfecto, entonces Él no puede cometer errores. Esto es indudablemente cierto, de otro modo, el Dios-hombre perfecto, Jesucristo, no podría haber nacido de los pecados de la humanidad. ´´Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él. ´´ 2 de Corintios 5:21 aclara que Cristo fue perfecto y sin pecado y, sin embargo, llevó el pecado por nosotros. Si Dios no puede cometer un error, lo cual los versos anteriores han establecido, considera entonces este versículo. ´´ Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones.´´ Jeremías 1:5. Está muy claro que Dios está profundamente involucrado en cada detalle del desarrollo de un niño, incluyendo el género. Este versículo no está desamparado. Tres veces en Isaías Dios menciona cosas similares sobre el pueblo de Israel. El Salmista también menciona haber sido formado en el vientre de su madre. Entonces, cuando un hombre o una mujer nacen, han nacido con el género que Dios personalmente eligió para ellos. Decidir ser un género diferente a los que Dios le ha creado es en definitivo un acto de rebelión.

La Biblia es tan clara como la ciencia. Sólo hay dos géneros y son asignados en la concepción por Dios. Los hombres siguen siendo hombres, y las mujeres siguen siendo mujeres, sin importar como ellos elijan identificarse a sí mismo. La Biblia no admite argumentos. Si Dios hubiese querido que una persona fuese hombre en lugar de mujer, lo hubiese hecho de esa forma, así como si Él hubiese querido que alguien hubiese nacido blanco en lugar de color oscuro, Él lo hubiese hecho. Apoyar el transgenerismo es negar que Dios está en definitivo control y negar que Dios decide lo que cada uno de nosotros debemos ser. Las personas que se consideran transgénero no necesitan ser consentidas. Necesitan que les digan que son pecadores en necesidad de un Salvador. Del mismo modo que enfrentaríamos cualquier otro pecado, también debemos enfrentar el problema del transgenerismo con amor, compasión, y con Cristo. Nada más detendrá la marea de maldad que barre este mundo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s